jueves, 24 de mayo de 2012

El hombre de los ojos verdes

El lunes, día veintiuno de mayo, se publicó el primer número físico del Proyecto CARLEXA.
¿Qué es esto? Es un proyecto para fomentar la lecto-escritura en los niños y adolescentes. ¿Cómo? Bien, en diferentes colegio de Algeciras, los profesores piden a los alumnos que les entreguen microrrelatos, biografías, poemas o cualquier otro tipo de escrito para que aparezcan en la revista digital.
Hasta la última semana, los números de esta se habían publicado en la web (www.proyectocarlexa.com) pero el lunes, por primera vez fue un suplemento especial del periódico AREA
¿Por qué cuento esto? Porque allá por octubre escribí un pequeño relato relacionado con la festividad de Halloween, que tan de moda parece estar ahora. Se lo pasé a la coordinadora del proyecto en mi colegio y lo han publicado! Ni os imagináis lo contenta que me puse. 
Ya es un poco tarde para comprar el periódico, así que podéis leerlo en la revista digital. Buscadlo en la página diez, se titula El hombre de los ojos verdes. La web es la que veréis haciendo click aquí.
PD: Si alguien se lo pregunta, sí. El dibujo ese es mío. Lo hice cuando estaba en cuarto de primaria, si no me equivoco, y también lo publicaron en CARLEXA (en internet). No es demasiado bueno es malísimo y tampoco tiene nada que ver con el relato, pero me hace gracia que se hayan acordado de que es mío :)
Por cierto, lo pongo aquí directamente por si hay alguien a quien no le apetece tener que entrar en la otra web:

_______________________capítulo uno_______________________
Todo comenzó como un día normal; el despertador sonó varias veces hasta que decidí apagarlo y levantarme. Sin saber por qué, me asomé a la ventana, y vi que una densa niebla cubría toda la ciudad; un interesante paisaje para el día 31 de Octubre.
Una hora después llegué a clase. El cielo seguía teniendo ese tono entre morado y azul, a pesar de que ya eran las diez. Carlos, Nico, Mónica y yo estábamos deseando que sonara el timbre, ya que nos iríamos juntos a una alucinante fiesta de Halloween, con todo tipo de lujos; una película de miedo, un concurso de disfraces, una calabaza tallada...
En clase de Música un siniestro hombre entró en el aula. Iba completamente vestido de negro, y el ambiente se hacía más frío por donde él pasaba. Tenía la cara pálida y unos diminutos ojos de un tono verde fluorescente.
Dijo que a partir de ese día sería nuestro nuevo profesor, y comenzó a explicar una serie de normas que debíamos cumplir en su clase. Explicó detalle a detalle, con una voz dura, y pocos segundos antes del recreo, se fue.
Sentí la necesidad de seguirle, y vi que mis amigos iban detrás de mí. Llegamos a su despacho, y oímos que murmuraba palabras incomprensibles. Nos echamos a un lado, y la puerta se abrió. Esperábamos que nos echara una reprimenda por haberle seguido, pero de la puerta salió un pequeño animal verde con alas, que se asemejaba más a un murciélago que a un pájaro.
A todos nos parecía que ese hombre no tramaba nada bueno, pero necesitábamos pruebas, así que decidimos entrar en su despacho. Era un lúgubre sótano negro, completamente vacío. Nico fue el único capaz de darse cuenta de que en el suelo había una disimulada trampilla de madera. Está, después de un par de golpes, se abrió fácilmente, así que decidimos bajar a echar un vistazo. 
Hasta que los ojos no se nos acostumbraron a la oscuridad no pudimos ver esa habitación; estaba llena de frascos transparentes con objetos extraños dentro.
Fuimos con cuidado para no romper nada, hasta que un resplandeciente contenedor verde nos llamó la atención. Me dirigí a lugar en el que se encontraba, y lo cogí. Estaba frío como el hielo. Un fuerte golpe, seguido de varios gritos hizo que pegara un respingo. Me giré y vi que todos estaban tirados en el suelo, con suerte inconscientes. Volví a girar, esta vez al lado contrario, pero ahora, en frente de mí estaba aquel siniestro hombre. Intenté escapar, pero me cogió del brazo. Tampoco podía pedir ayuda; de mi boca no salía ningún sonido.
- Feliz Halloween. - Me dijo. Una luz verde me cegó y sentí un golpe en el cuello.
Entonces desperté. Comprendí que todo había sido un sueño, más bien una pesadilla. Sentía un pinchazo en el cuello, aunque probablemente era producto de mi imaginación. Me levante y fui a la cocina, sin darme cuenta de que dos pequeños ojos verdes me observaban detrás de la ventana.

11 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho el relato. Engancha... Y espero que sea el primer capítulo. Muy bien Nuri.... Ah, una cosa. Tengo los ojos verdessssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Anda, como mi gato y como yo! ¡Que coincidencia! Jaja, no hombre. En principio iba a ser un solo relato corto, pero creo que puede ser el primer capítulo de una pequeña historia... :D gracias por la idea!

      Eliminar
  2. A mi también me ha enganchado la historia. Pensaba que continuaba en la siguiente columna, pero no :(
    Habrá que esperar a la siguiente entrega. Ánimo y a escribirla pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los ánimos! ¿Quieres que continúe? Sólo espera un poquito... :)

      Eliminar
  3. No puedo leerlo, no me abre la página. Voy a probar más tarde y si no te aviso, porque de verdad que quiero leerlo.
    un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por fin lo he conseguido, era un problema con el flasplayer :P
      De todos modos, ¿por qué no lo subes en la entrada junto con el enlace a la revista? así, si alguien tiene el mismo problema, podrá leerlo. Piensa que somos vagos por naturaleza, hay que poner las cosas fáciles, jejeje.
      Me ha gustado lo del sótano, mucho, a ver qué pasa ahora, voy al 2
      besotes!!!

      Eliminar
    2. Buena idea! Ahora mismo lo pongo. La verdad es que no lo había pensado hasta ahora xD
      Saludos!

      Eliminar
  4. Hola Nuria,

    Tu abuelo me ha dado le dirección de tu blog, y después de haberle echado un vistazo, me ha gustado mucho. Ya lo tengo en "mis favoritos" Sigue así, escribes muy bien. saludos. Yolanda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me alegro mucho de que te guste :)

      Eliminar
  5. Me ha gustado como sabes darle a tu relato un toque misterioso con la idea de la nieble de octubre y el cielo oscurezido de la mañana, y la historia, aunque un poco acelerada, engancha :) Seguiré leyendo tu blog y te dejo el mío por si te quieres pasar¡ www.senderoonirico.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me pasaré por tu blog también :)

      Eliminar